Un mensaje viaja por el universo

Existe un rincón oculto en una mítica Galaxia, donde se reúnen todos los Dioses para reinventar el Universo. Ahí se saludan, beben, ríen, dialogan eternamente y son inmensamente felices: no tienen memoria.

Jorge Bortolussi tiene una conexión especial con esta mítica Galaxia y nos sorprende con piezas que son dictadas desde la Vía Láctea, mundos desérticos habitados por una fauna pétrea que soporta todo el peso del tiempo, porque es figurativa y ancestral, ¿se trata de un hallazgo antropológico o es un meteorito que caerá en el futuro?

Su trabajo nos lleva al descubrimiento de una civilización que ama a todas las deidades, un paraíso donde se venera por igual a sirenas y tritones, xolos y gatos…

Es un mundo simple, pero profundo. Un desierto lleno de riquezas.

Piedras en equilibrio cósmico, formas talladas por vientos solares, moléculas que gravitaban por el espacio y que una fuerza extraterrestre las unió en caprichosas formas simples.

Tal vez sólo se trata de caramelos que arrojan los Dioses o de galletitas interestelares. No lo sabemos.

Pero sin duda son objetos que han viajado por el Universo antes de llegar hasta nosotros, ¿acaso un viajero distraído los abandonó aquí?

Se dice que al ver las piezas en absoluto silencio, es posible recibir el mensaje de aquellos Dioses desmemoriados, y quien acepta entender, le es revelado el secreto de la felicidad pasada, presente y futura.

Alejandro González

Periodista



Entradas destacadas
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square